25 de marzo de 2017

Ganador de No eres lo que busco de Laura Mavor


Ayer mismo os hablaba de lo mucho que me ha gustado No eres lo que busco de Laura Mavor y hoy ya conocemos a la persona que muy pronto podrá disfrutar de su lectura y es…

a Rafflecopter giveaway

¡Felicidades Inés! Envíame tus datos postales y número de teléfono móvil en un plazo de 48 horas a entremislibrosyo@gmail.com para que se los haga llegar a la editorial.

A los que no habéis tenido suerte aquí recordad que podéis haber sido afortunados en alguno de los otros blogs organizadores:


Gracias a todos por participar.

24 de marzo de 2017

No eres lo que busco - Laura Mavor


Cada vez me gusta más el género negro y cada vez me gustan más los autores nacionales de dicho género así que es fácil que este tipo de publicaciones llamen rápidamente mi atención, da igual que provengan de autores consagrados o de noveles porque precisamente estos son los que me suelen dar grandes y gratas sorpresas, como ha ocurrido con la novela de la que hoy os hablo, No eres lo que busco.

Sinopsis


¿Qué pasaría si en lugar de encontrar en internet tu cita perfecta encuentras al asesino perfecto?

En una pequeña ciudad costera de Castellón, donde nunca pasa nada, una escritora de mediana edad ha quedado con un joven a través de la aplicación de móvil para ligar más popular del mercado. Cuando llega a la cita, en casa del chico, encuentra su cadáver desnudo y grotescamente manipulado.

La teniente Miranda Vega, una guardia civil madura, experimentada y con un ácido sentido del humor, y su nuevo compañero, el sargento Christian Ballesteros, un novato ingenuo y de buen corazón, liderarán la investigación del asesinato del chico, lo que destapará un sórdido mundo de intereses mafiosos, fundamentalismos religiosos y fetichismos sexuales en lo que hasta entonces había sido una pacífica localidad turística.

Mi opinión


Un pequeño pueblo costero de Castellón, Santarés, es el escenario de No eres lo que busco. Telma, una escritora que superó hace tiempo los cuarenta años ha concertado una cita con un chico bastante más joven que ella a través de una aplicación de ligoteo, Finder, que arrasa entre los más jóvenes. Cuando llega a casa del chico en cuestión se encuentra con su cadáver. La teniente de la Guardia Civil Miranda Vega y su equipo se harán cargo de la investigación de este caso que resultará ser solo la punta del iceberg de un entramado delictivo que nos pondrá los pelos de punta.

Santarés es una localidad ficticia, pero muy bien podría no serlo si nos atenemos a la cuidada ambientación que realiza la autora no solo de los escenarios, sino de los usos y costumbres de un pequeño pueblo costero que con el boom inmobiliario creció más de lo esperado y que en fechas estivales ve incrementada su población de forma muy numerosa, pero las gentes del pueblo siguen siendo las mismas y siguen ancladas en sus vidas tal y como han sido siempre y así, no ven con buenos ojos algunos de los cambios que se están produciendo, no solo de la mano de los veraneantes, sino también por parte del nuevo grupo de gobierno del Ayuntamiento. De esta forma la autora aprovechando el crimen cometido y otras circunstancias que acontecen en Santarés, retrata con realismo temas tales como la homofobia y el fanatismo religioso.

Para ello se hace acompañar de un elenco de personajes de lo más variopintos y que gracias a un detallado y minucioso perfil nos ofrecerán distintos puntos de vista sobre todo lo que acontece en la novela. Y si variopintos son los personajes en general, no iba a ser menos la pareja protagonista, miembros ambos de la Benemérita. La teniente Miranda es una mujer de mediana edad muy peculiar, con un sentido del humor un tanto especial que me ha hecho sonreír en muchísimas ocasiones y con la que empaticé desde el primer momento. A su lado el novato, el recién llegado y para colmo, enchufado, el sargento Christian Ballesteros, todo candidez e inocencia que compensa con su buena disposición y sus ganas de aprender. Dos protagonistas principales fantásticos, naturales, trazados con mimo para que los sintamos como personas de carne y hueso. Y junto a ellos la alférez Adriana Lesboutx encarga el contrapunto necesario que hace de estos integrantes de la Unidad de Policía Judicial uno de los equipos investigadores con más carisma que me he encontrado en los últimos años en la novela negra.

El uso de aplicaciones y webs para ligar es el eje en torno al cual gira toda la novela. Un tema de máxima actualidad que es tratado con la misma naturalidad con la que hoy vivimos todos la búsqueda de relaciones a través de la red y sin caer nunca ni en alarmismos ni en lecciones paternalistas sobre los peligros que puede encerrar el mundo virtual a pesar de engarzar todo ello con una trama mafiosa y con la trata de personas. Esto es algo que agradezco mucho porque no suele gustarme que mis lecturas vayan directas a darme lecciones de nada, prefiero que sea a través del propio desarrollo como llegue yo misma las conclusiones que tenga que llegar y en esto la autora acierta de pleno, no en vano es criminóloga especializada en delitos informáticos y estos conocimientos se trasladan sin artificio al lector a través de una trama sólida en la que como lectora me impliqué inmediatamente. Y todo ello nos lo cuenta la autora con un ritmo imparable que atrapa desde el inicio gracias tanto al crimen en sí mismo como a esos fantásticos personajes de los que os hablaba.

Las grandes dosis de sentido del humor salpican esta novela en la que la Laura Mavor hace gala de una prosa fresca y desenfadada y a la vez muy cuidada. Una novela con un perfecto equilibrio entre narración y brillantes diálogos con la que he disfrutado desde la primera hasta la última página llegando a convertirse en uno de esos libros para los que aprovecho cualquier momento libre para leer, aunque solo sean unas pocas páginas y es que No eres lo que busco es un thriller adictivo de principio a fin. Nadie diría que se trata del debut de una autora que derrocha talento y dominio de la tensión narrativa consiguiendo que el lector se implique en las distintas subtramas que componen la novela y haciendo que sospeche de todos y cada uno de los personajes que pasean por sus páginas hasta llegar a un desenlace inesperado y muy satisfactorio.


En definitiva, he disfrutado muchísimo leyendo No eres lo que busco. Una primera novela que me gustaría que naciera con vocación de ser una serie ya que me quedo con ganas de volver a encontrarme con estos guardias civiles y con la prosa fresca, fluida y llena de sentido del humor de Laura Mavor. No os lo perdáis.

Ficha técnica

22 de marzo de 2017

El baile de las luciérnagas - Kristin Hannah


Me encantó leer El Ruiseñor el año pasado, fue uno de esos libros que te van conquistando poco a poco, sin estridencias, para terminar haciéndose un hueco en tu corazón lector así que cuando Suma de Letras anunció que publicaba una novela anterior de Kristin Hannah no tuve duda alguna y, con las expectativas por las nubes tras leer algunas opiniones, me lancé a su lectura. Hoy os hablo de El baile de las luciérnagas.

Sinopsis


Dos amigas.
Un juramento.
Y toda una vida por delante.

En el caluroso verano de 1974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a pasar inadvertida, con una familia cariñosa pero que la avergüenza a cada momento, y Tully, envuelta en glamour y misterio aunque poseedora de un secreto que la está destrozando. Contra todo pronóstico, se hacen inseparables y sellan un pacto para ser mejores amigas para siempre.

Durante 30 años se ayudarán mutuamente para mantenerse a flote esquivando las tormentas que amenazan su relación: celos, enfados, dolor, resentimiento... Y creerán que han sobrevivido a todo hasta que una traición las separe... y someta su valor y su amistad a la prueba más dura.

Mi opinión


Katie y Tullie son dos adolescentes de lo más dispares cuando sus vidas se cruzan. Katie es tímida y su éxito social en el instituto alcanza números siempre precedidos del signo negativo. En cambio Tullie es todo lo contrario, su sola presencia ya ilumina cualquier lugar en el que se encuentre. Nada hacía presagiar que dos chicas tan distintas pudieran convertirse en las mejores amigas, pero así fue y entre ellas nació una amistad que más allá de ser flor de un día, se consolidó con el paso de los años.

De este modo comienza El baile de las luciérnagas una novela con una cronología lineal que se divide en cuatro grandes partes correspondientes a las distintas décadas que abarca la lectura, desde los años setenta hasta bien entrado el nuevo milenio, ofreciéndonos la autora a través de un narrador omnisciente no solo la narración de la trama en sí misma, sino también un retrato social de cada una de esas épocas, con sus costumbres, sus modas y con un recorrido musical que hará las delicias de cualquier melómano con tendencias nostálgicas.

Debo reconocer que el inicio de la novela me conquistó por completo. El paseo por la adolescencia y primera juventud de Katie y Tullie me pareció una delicia tanto por la crónica que se hace de aquellos años como por las dos protagonistas que, cada una a su manera, se ganaron mi simpatía. Pero Katie y Tullie crecen, se van a la universidad, dan sus primeros pasos profesionales y empiezan su andadura hacia la madurez y hacia sus objetivos vitales, muy distintos, tanto como lo son ellas entre sí. Mientras una decide que su profesión es lo primero, aun a costa de sacrificios personales, la otra escoge justo lo contrario, sacrificando todo el trabajo y el esfuerzo realizados por una vida familiar. O blanco, o negro. No hay término medio. Si quieres tener éxito profesional has de renunciar a pareja e hijos. Si por el contrario deseas una vida familiar, ay de ti si vas a la oficina en lugar de estar haciendo galletas y cambiando pañales. Y no dudo que haya mujeres (y digo mujeres porque no he visto a ningún hombre en la novela renunciando a nada, ni en un sentido ni en otro) que no puedan decidir que las alternativas son solo uno u otro camino, pero hablamos de mujeres que viven en nuestra época, una época en la que por supuesto son necesarios muchos esfuerzos y muchas renuncias para compaginar una vida familiar y profesional, pero una época en la que al fin y al cabo no es ni el blanco ni el negro del que os hablaba, una época en la que la escala de grises es muy amplia y en ningún momento se ha dado una pincelada de ello en la novela.

Y así desconecté de El baile de las luciérnagas, porque para mí no es necesario simpatizar con los protagonistas de una novela para disfrutar de su lectura, pero sí lo es entenderlos, empatizar con ellos, conseguir ponerte en su lugar y eso no lo han conseguido ni Katie ni Tullie, dos mujeres que me parecieron irreales, dos perfiles más parecidos a Cenicienta una y a Barbie Superstar otra. Dos amigas cuya relación, una vez llegada la madurez, se basa más en el sometimiento de una a la otra, y no en lo que yo considero que es una verdadera amistad que se complementa, pero no impone ni juzga jamás. Dos posturas tan extremas que solo generaron en mi una profunda apatía, tanta que ni el dramático desenlace que Kristin Hannah nos tiene reservado despertó en mí emoción alguna y no solo por lo predecible que es, sino porque me daba igual, no me creía a las protagonistas y por lo tanto nada de lo pudiera sucederles podía afectarme, menos aún si la autora se recrea durante páginas y páginas con un final de los que yo califico como tipo tengo que hacerte llorar como sea y por ahí esta llorona sensiblona no pasa.

A pesar de ello El baile de las luciérnagas es una novela que se lee fácilmente. La prosa de Kristin Hannah es elegante y muy cuidada, rebosando delicadeza en los momentos más críticos y consiguiendo que la lectura sea agradable y muy fluida. Y como siempre os digo, especialmente cuando mis sensaciones distan mucho de la mayoría de las que encontraréis, ésta es simplemente una opinión que no debe desanimaros si os apetece conocer a Katie y Tullie.

Ficha técnica






20 de marzo de 2017

Esta semana leo... #182

Lunes festivo en Madrid. Mañana toca volver a la rutina del día a día y volver también a las rutinas lectoras porque he de confesaros que aprovechando este festivo cogí unos días más y he estado fuera, de hecho esta entrada está programada y yo andaré de vuelta en estos momentos. El caso es que en estos días poco, muy poco he leído pero he terminado No eres lo que busco de Laura Mavor que me ha encantado. Por cierto que hoy termina el sorteo conjunto de cuatro ejemplares así que pasad por aquí si no os habéis apuntado todavía.

Y la lectura que actualmente me ocupa y que me pide a gritos que le dedique tiempo es Ana de Roberto Santiago, una novela en la que, aunque no he avanzado todo lo que me gustaría porque me he dedicado a otras cosas (muy lúdicas también), os puedo decir ya que me está gustando un montón y que promete emociones fuertes.

Y vosotros ¿qué leéis?