31 de agosto de 2017

Sorteo de El músico de la lluvia de Mar Mella

Sabemos que muchos de vosotros, entre los que nos incluimos, andáis un poco de capa caída con el fin de las vacaciones y sabemos también que sois muchísimos los que habéis disfrutado de la lectura de Azul Vermeer como también lo hicimos nosotras así que Concha y Bea de De lector a lector y yo misma, Manuela de Entre mis libros y yo, hemos pensado que nada como un sorteo para levantar ese ánimo y qué mejor lectura que la nueva novela de Mar Mella, El músico de la lluvia. En esta ocasión sortearemos dos ejemplares por blog.

¿Queréis conocer su sinopsis?

Sinopsis


Cuando Frédéric Chopin y la escritora francesa George Sand alcanzan el escarpado pueblo de Valldemossa, las nubes amenazan lluvia. Su gélido alojamiento, en la celda de un antiguo monasterio, marcará el inicio de una lucha contrarreloj para tratar de esquivar a la muerte.
Casi dos siglos después, un psiquiatra afincado en Nueva York, un escritor en conflicto con su pasado y una joven compositora seducida por la magia de Valldemossa, tratarán de desafiar al paso del tiempo en la hipnótica belleza de la isla de Mallorca. Su guía… el diario de un monje cartujo.

Bases del sorteo


  • Se sortean dos ejemplares en cada blog. Podéis apuntaros en los dos para duplicar las posibilidades, pero solo os podrá tocar en uno.
  • Es un sorteo nacional (España).
  • Tienes que ser seguidor del blog en el que te apuntes al sorteo.
  • Deberás rellenar el formulario de Rafflecopter dejando todos los enlaces que quieras que te puntúen. Solo es obligatorio ser seguidor del blog, pero el resto te proporciona puntos extra.
  • Deberás dejar un comentario en el blog diciendo que participas.
  • El plazo para apuntarse al sorteo comienza hoy 31 de agosto y finaliza el 21 de septiembre de 2017 a las 23:59.
  • El 23 de septiembre de 2017 se dará a conocer al ganador en cada blog.
  • Los ejemplares los enviará la autora.

¡Suerte a todos!



30 de agosto de 2017

Antes de conocerte - Pablo del Palacio


Meses llevaba esta novela esperando en mis estanterías, aunque desde luego no puede quejarse, otras llevan más, y hace unos días algo me dije que podía ser la lectura perfecta para estos momentos en los que pido cosas ligeras que no me exijan demasiado y en ese aspecto, acerté. Hoy os hablo de Antes de conocerte.

Sinopsis


Cuando Lucas conoce a Tadea, amiga de su novia Patricia, surge un amor a primera vista que supondrá un punto de inflexión en sus vidas y en la de aquellos que les rodean. No solo conocerán el amor y el odio, sino también un misterioso libro que narra una apasionada relación demasiado
parecida a la suya. Podría ser una divertida coincidencia si no fuese porque no tiene un final feliz y porque, para su sorpresa, tampoco parece ficción. La joven pareja iniciará una inevitable y peligrosa búsqueda hacia un pasado que podría explicar el presente, pero también alterar su propio destino.

Un trepidante viaje lleno de obstáculos donde el amor persigue a la tragedia. Y donde la tragedia se encuentra precisamente en el amor.

Mi opinión


Lucas conoció a Tadea en la fiesta de cumpleaños de Patricia, su novia, y desde que la vio supo que era la mujer de su vida, nada podría impedirle estar con ella y eso que Patricia, convertida ya en exnovia de uno y examiga de otra, no se lo pondrá nada fácil. Tampoco se lo pondrá fácil el misterioso pasado que une al padre de Lucas y a la madre de Tadea, un pasado lleno de secretos que juntos tratarán de sacar a la luz, aunque los protagonistas de entonces no estarán por la labor de echarles una mano. El hallazgo de una novela que narra una historia de amor muy parecida a la suya y cuyos protagonistas tienen sus mismos nombres y que, además, termina con un asesinato, no hará nada más que añadir mayor inquietud a una relación que nace complicada desde sus inicios.

La historia de amor de Lucas y Tadea es el hilo conductor de una novela en la que se distinguen dos tramas que se complementan: un romance y un misterio por resolver que Pablo del Palacio nos narra con una prosa ágil y un lenguaje desenfadado a través de un narrador omnisciente que pondrá el foco en los distintos protagonistas de la historia para ofrecernos así una visión amplia y completa de todo lo que acontece y aconteció. Con un buen equilibrio entre narración y diálogo y la incorporación de mensajes de WhatsApp, la novela avanza a muy buen ritmo resultando una lectura muy fluida que en mi caso se veía en ocasiones interrumpida por la abundancia de laísmos en la propia narración, no en los diálogos, donde podrían ser disculpables si el personaje se expresara con este fenómeno lingüístico propio de algunas zonas.

Yo no soy muy de historias de amor, ya lo sabéis, así que la parte más centrada en el romance de Lucas y Tadea se me ha hecho algo menos amena y en algunos momentos un poco empalagosa, aunque ciertamente Patricia, la exnovia de Lucas, le da un punto distinto, siendo sus intervenciones y todo lo relacionado con ella lo que más satisfactorio me ha resultado de la lectura y es que el autor nos describe con precisión y acierto los efectos más adversos del desamor y es que la mente Patricia, al verse abandonada, sufre un choque emocional que la aboca a una depresión y a una obsesión que nos deparará algunos de los momentos más inquietantes y escalofriantes de la novela. En cuanto a la trama relacionada con el pasado de los padres de la pareja, el autor consigue rodear toda la historia de un misterio y una intriga que invita continuamente al lector a continuar leyendo para saber qué fue lo que ocurrió y, aunque la resolución del misterio es totalmente satisfactoria, todo el camino hasta el desenlace se basa principalmente en un cúmulo de casualidades tan improbables que hacen que la historia carezca de verosimilitud.

En cuanto a los personajes el autor se ha detenido en trazar detalladamente sus perfiles de forma que todos ellos en general nos aparecen como personas reales, con sus luces y sus sombras, aunque he de decir que son precisamente los protagonistas los que menos me han convencido. A Lucas no he podido entenderle, ni su repentino enamoramiento, ni muchos de sus comportamientos posteriores (si tan enamorado está…) y como consecuencia de esta falta de credibilidad de Lucas, no he podido entender a Tadea por aguantar todo lo que llega a aguantar cuando se nos está dibujando como una joven fuerte e independiente. En cambio Patricia me ha parecido un gran personaje y su trazado me ha transmitido en todo momento su locura y obsesión. Germán, Manuela, Pilar, Jean… son el resto de personajes que viven en Antes de conocerte y que, en mayor o menor medida, contribuyen a hacer de ella una novela muy entretenida que paseará al lector por distintos escenarios, principalmente Madrid y Mojácar, pero también Menorca y Santiago de Chile tendrán su momento en este libro catalogado con thriller romántico, aunque yo junto a la historia de amor veo más ingredientes de la novela de misterio que del thriller ya que ni el ritmo ni la tensión, aun siendo adecuados para lo narrado, son los que normalmente caracterizan a este género.

En definitiva, Antes de conocerte es una novela de fácil y ágil lectura que combina romance y misterio con celos, secretos, locura y obsesión. Una historia que atrapa al lector con un interesante toque de intriga que le animará a seguir leyendo hasta la resolución final.

Ficha técnica

28 de agosto de 2017

Esta semana leo... #205

Último lunes de agosto y os cuento que esta semana leo Corre hasta el fin del mundo de Adrian J. Walker, una historia que en principio no tiene mucho que ver con mis lecturas habituales pero que me está resultando bastante entretenida, perfecta para estos últimos días de agosto que se nos está despidiendo con la tan esperada lluvia.

Quería contaros también que la próxima semana unas cuantas blogueras y yo participaremos en una lectura simultánea de El músico de la lluvia, la última novela de Mar Mella a la que muchos conoceréis por Azul Vermeer. Si os apetece uniros el día 4 de septiembre daremos el pistoletazo de salida y comentaremos con la etiqueta #ElMúsicoDeLaLluvia.

Y vosotros ¿qué leéis?

25 de agosto de 2017

Hoy aún estamos vivos - Emmanuelle Pirotte


Las lecturas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial me atraen muchísimo y es una de las épocas históricas en las que más me prodigo. Además, cada vez llaman más mi atención aquellas que se alejan un tanto del conflicto bélico en sí y nos muestran, en cambio, historias personales que no habrían tenido lugar si la guerra no hubiera irrumpido en sus vidas así que no es de extrañar que cuando vi esta novela entre las novedades que Grijalbo nos presentó hace unos meses me llamara poderosamente la atención. Hoy os hablo de Hoy aún estamos vivos.

Sinopsis


Bélgica, diciembre 1944. Los alemanes han iniciado una contraofensiva en las Ardenas. Renée, una niña judía de siete años que ha sido acogida en una granja cuando huía de la persecución nazi, es confiada a unos soldados americanos. Sin embargo, al quedarse a solas con ellos, la pequeña descubre horrorizada que, en realidad, se trata de unos oficiales de las SS infiltrados en las filas aliadas. Los hombres no parecen tener dudas: hay que acabar con la niña de un disparo. En el bosque. Sin misericordia.

Cuando llega el momento de la terrible ejecución, uno de los oficiales, conmovido por la impasible mirada de Renée, cambia de opinión y dirige la bala mortal contra su compañero. A partir de ese momento, los destinos de la niña judía y de Mathias, el soldado nazi, avanzarán juntos, convirtiéndose él en su escudo protector frente a un mundo en guerra, caótico y descarnado.

Mi opinión


En la Bélgica ocupada de 1944, en plena batalla de las Ardenas, una niña judía y un oficial de la SS participante en la Operación Greif en la que soldados alemanes con uniformes norteamericanos intentaron capturar varios puentes para impedir el avance de los aliados, protagonizan una historia de vida y supervivencia y, sobre todo, de esperanza. Renée, con apenas 7 años y sin familia, es una niña aparentemente frágil pero que encierra una fuerza capaz de quebrar voluntades y Mathias, un nazi quizá poco convencido que a pesar de servir al nacionalsocialismo se muestra crítico con él. Víctima y verdugo protagonizan una historia muy alejada de las habituales sobre la época ya que en Hoy aún estamos vivos prima un estilo intimista con la dosis justa de emotividad cuando la situación lo requiere, pero permitiendo que sea el lector el que sienta por sí mismo. Insinuando en muchas ocasiones más que contando, la autora permite que nuestras emociones nazcan y no cae en el error de intentar guiarlas. 

Los dos protagonistas de esta historia están definidos por Emmanuelle Pirotte con un perfil que pone de relieve lo marcado de su personalidad. Dos antagonistas que representan vidas y pensamientos totalmente alejados y que, aún así, pueden llegar a formar un tándem perfecto. Desde la frialdad de las primeras páginas, Renée y Mathias van evolucionando hasta el desenlace y se nos van mostrando no solo a través de los hechos que están viviendo en ese momento, sino también a través de retazos de su pasado que ayudarán al lector a conocer un poco más a estos dos personajes ricos en matices en los que ni todo es bueno, ni todo es malo, sino que están llenos de contradicciones que son precisamente las que los hacen cercanos al lector. 

Junto a ellos todo un elenco de secundarios, tanto civiles como militares, con los que la autora nos traslada no ya al ambiente bélico en sí mismo del momento, sino las diferentes actitudes de cada uno cuando la supervivencia es un objetivo diario. A través de todos ellos Emmanuelle Pirotte nos ofrece un retrato realista del estado de ánimo de una población que, al final de la guerra, en las Ardenas, tuvo que asistir a cómo un día eran los alemanes los que invadían sus casas en su retirada, para al siguiente ser los americanos los que hacían resonar sus botas en las calles. 

Me ha gustado especialmente la ambientación de los escenarios en los que se desarrolla novela. Son principalmente dos, muy distintos entre sí, por un lado la inmensidad y soledad del bosque nevado y, por otro lado, la opresión de un sótano donde personas muy distintas han de convivir con sus miedos, sus recelos y sus sueños truncados. Al igual que lo hace con los protagonistas de la novela, de nuevo juega la autora con el antagonismo para ofrecernos dos espacios totalmente opuestos que tienen en común un marcado componente dramático que Emmanuelle Pirotte traslada con naturalidad a un lector que asiste perplejo al nacimiento de los mejores sentimientos en medio del horror. Y es precisamente en este dramatismo donde más sorprende la prosa de la autora, natural y sencilla contrastando con la intensidad de la desgarradora historia que cuenta y que ella nos narra con un estilo cautivador y sobre todo fluido y ágil.

En definitiva, Hoy aún estamos vivos es una buena primera novela que cuenta una historia profundamente humana con dos personajes que no estaban hechos para encontrarse y a los que sin embargo une un lazo inexplicable pero esperanzador.

Ficha técnica



24 de agosto de 2017

Quinto aniversario de "Entre mis libros y yo"


El 24 de agosto de 2012 estaba más o menos igual de aburrida que hoy porque Madrid, en verano, es un rollo, y fruto de ese aburrimiento nació Entre mis libros y yo con su primera publicación, una idea que llevaba mucho tiempo rondando mi cabeza pero a la que vencía mi proverbial pereza.

Cinco años después, con 405 reseñas a mis espaldas, aquí sigo. Y aunque a veces la desgana, por diversos motivos, me invade, son muchísimas las cosas buenas y, sobre todo, las fantásticas personas que el blog ha traído a mi vida así que me temo que al menos por ahora seguiréis aguantándome un poquito más.

¡Gracias a todos!

23 de agosto de 2017

Después del amor - Sonsoles Ónega


No solo de thrillers vive esta lectora durante el verano y otros géneros han tenido cabida mientras tomaba el sol y me dejaba arrullar por el sonido del mar y es que en la maleta se vino el último Premio Fernando Lara, que me acompañó durante unos días. Hoy os hablo de Después del amor.

Sinopsis


Carmen viajaba en un tren desde Barcelona cuando un cruce de miradas cambió su vida para siempre. Era 1933, y Federico Escofet y Carmen Trilla —él, capitán del ejército; ella, una esposa atrapada en un matrimonio infeliz— tejieron una historia de amor que ni las habladurías, ni la guerra civil, ni el exilio lograrían deshacer, pero que dejó en los tres hijos de Carmen la huella del desarraigo.

Basada en hechos reales, Sonsoles Ónega novela la historia de una mujer valiente que reconstruyó su identidad en una España donde a las mujeres no se les permitía amar y desamar. Una inolvidable historia de amor clandestino cuyos protagonistas tuvieron que enfrentarse a todos los convencionalismos sociales.

Mi opinión


En el verano de 1933 dos desconocidos coinciden en un tren hacia La Garriga. Carmen Trilla y Federico Escofet se encuentran por primera vez sin saber que ese será el inicio de un amor clandestino y de una lucha que cambiará sus vidas para siempre.

Sonsoles Ónega rescata esta historia de amor dentro de un marco histórico de sobra conocido por todos, nuestra Guerra Civil, sus años previos y el exilio obligado que fue la única salida para algunos. La mayoría de lo narrado, con las oportunas licencias necesarias para novelar la  historia, sucedió realmente y es que uno de sus protagonistas fue Federico Escofet, militar que desempeñó un papel importante en Cataluña. A su lado, Carmen Trilla, una mujer adelantada a su tiempo, pero atrapada en él,  que no se conformaba con el papel de mujer florero que la sociedad y la clase alta barcelonesa tenían reservado para ella. Nos muestra así la autora a una protagonista fuerte y valiente para su época, porque quizá su lucha nos parezca de lo más natural ahora, pero desde luego no lo era hace 80 años cuando un marido se creía con todo el derecho a decidir por su mujer e incluso a pensar por ella.

La autora, que conoció esta historia real gracias a las hijas de la protagonista, dibuja dos personajes perfectamente perfilados a través de los recuerdos para el caso del Carmen y de lo que se ha escrito sobre Federico Escofet, y consigue que el lector los sienta y los viva como los personas reales que fueron, que amaron, lloraron, rieron y que, sobre todo, lucharon por romper las barreras y los obstáculos que les impedían vivir su amor con plenitud. Y es que el amor es el hilo conductor de un libro en el que priman las emociones porque aunque su contexto histórico sean los últimos años de la República y la Guerra Civil, Después del amor no es una novela bélica. Aún así la precisión con la que la autora dibuja la época y la sociedad nos habla de la que sin duda ha sido una ardua labor de documentación. A través de acertadas descripciones Sonsoles Ónega nos traslada a la Barcelona de los años 30, a los escenarios de una clase privilegiada y al ambiente prebélico que se respira en cada rincón, realizando un retrato fiel de las costumbres que poco a poco iban transformándose para escándalo de algunos y consiguiendo que el lector viva un día a día que le es totalmente ajeno. Nos muestra además cómo muchos problemas actuales, como la cuestión secesionista catalana por ejemplo, hunden sus raíces en aquellos años.

Como os decía, Después del amor es una novela en la que mandan las emociones, no solo el amor, tanto romántico como filial, sino también el miedo, la vergüenza, la necesidad de perdonar y de ser perdonado… Una novela en la que uno espera, al menos yo lo esperaba, encontrar un pedacito de alma y en la que la prosa de la autora, correcta, cuidada y elegante y con un lenguaje exquisito, me ha resultado en ocasiones excesivamente contenida impidiéndome de este modo sentir plenamente todos los sentimientos que en ellas se describen porque justo esa es mi sensación, que se me han descrito múltiples emociones que yo no he terminado de sentir, de vivirlas en el papel, de contagiarme de ese amor y de esa pasión que cambió el destino de los dos amantes. Esta percepción, y mi única pega para esta novela, es evidentemente algo totalmente subjetivo ya que, como os decía, la forma de escribir de Sonsoles Ónega es impecable y la historia que nos cuenta tiene todos los ingredientes necesarios para hacer disfrutar a casi cualquier tipo de lector.

En definitiva, Después del amor es una novela muy bien escrita y documentada que narra un amor clandestino y la lucha de una mujer atrapada y asfixiada por su destino, todo ello en un contexto histórico perfectamente dibujado.






Ficha técnica





21 de agosto de 2017

Esta semana leo... #204

Este lunes me encontraréis leyendo La perla negra de Claudia Casanova, una novela que aúna la ficción histórica con el género de aventuras y que me está resultando muy entretenida. Y cuando acabe ya veremos con qué me animo, candidatos no me faltan, aunque confieso que se me empieza a hacer la boca agua con las novedades que nos esperan a la vuelta de la esquina.

Y vosotros ¿qué leéis?

18 de agosto de 2017

Los Médici. Una dinastía al poder - Matteo Strukul


La novela histórica es uno de mis géneros favoritos y a pesar de ello últimamente no asoma demasiado por aquí así que ya iba tocando un poco de viaje al pasado en el blog y aunque ya sabéis que cada vez huyo más de trilogías y similares, y ésta es la primera entrega de una de ellas, no pude resistirme a la propuesta de Ediciones B de conocer un poco más sobre una poderosa e influyente familia del Renacimiento en Florencia.  Hoy os hablo de Los Médici. Una dinastía al poder.

Sinopsis


Florencia, 1429. A la muerte del patriarca Giovanni de Médici, sus hijos Cosimo y Lorenzo se encuentran al frente de un auténtico imperio financiero pero, al mismo tiempo, cercados por enemigos acérrimos como Rinaldo degli Albizziy Palla Strozzi, exponentes de las más poderosas familias florentinas. Valiéndose de su inteligencia y su ausencia de prejuicios, los dos hermanos conquistan el poder político, hallando el equilibrio entre un implacable sentido de los negocios y el amor por el arte y la cultura. Mientras los trabajos para la construcción de la cúpula de Santa María del Fiore se ejecutan con la dirección de Filippo Brunelleschi, los adversarios de siempre continúan tejiendo sus tramas. Entre ellos se halla también una mujer de infinita belleza, pero de peligroso encanto, capaz de atrapar el corazón de un hombre. Entre homicidios, traiciones e intrigas de palacio, esta novela narra la saga de la familia más poderosa del Renacimiento, el inicio de su ascenso a la Señoría florentina en una sucesión de intrigas y giros inesperados que tienen como protagonistas a capitanes sin escrúpulos, envenenadoras fatales, sanguinarios mercenarios suizos... y muchos otros personajes que mantendrán al lector pegado a sus páginas.

Mi opinión


Giovanni de Médici, fundador de la poderosa familia Médici y de origen modesto, vio nacer el poderío familiar de la mano de la Banca Médici y con esta base comenzó su ascenso político y social en Florencia, lo que le proporcionó no pocos enemigos. Cuando fallece en 1429 sus hijos Cosimo y Lorenzo, que no descartan que se trate de un envenenamiento, heredan no solo su inmensa fortuna y todo su imperio financiero, sino también la acérrima enemistad de la antigua nobleza florentina que no ve con buenos ojos el fulgurante ascenso de una familia que vino prácticamente de la nada y que, poco a poco, adquirió la máxima relevancia en todos los aspectos.

Matteo Strukul utiliza un narrador omnisciente para abarcar 25 años del Renacimiento y para recorrer los edificios más emblemáticos de la ciudad de Florencia, desde el Palazzo Vecchio en la Plaza de la Señoría, hasta la impresionante catedral de Santa María del Fiore, los escenarios florentinos se suceden sin apenas detalle en la descripción, perdiendo de este modo uno de los aspectos que más me atraían en la lectura de esta novela: el arte. Y es que los Médici fueron unos importantes banqueros y tuvieron gran influencia política pero creo que no me equivoco si digo que la mayoría de nosotros al pensar en ellos es el arte el que en primer lugar viene a nuestra cabeza ya que fueron los mecenas más importantes de uno de los períodos de mayor esplendor artístico y artistas tan relevantes como Bruneleschi, autor de la cúpula de Santa María del Fiore, Donatello o Boticelli, disfrutaron de su mecenazgo. Esta parvedad en la descripción artística sorprende aún más cuando el autor sí se detiene a la hora de describir, por ejemplo, la lucha en los distintos campos de batalla, o la belleza y atributos físicos de algún personaje femenino.

La misma escasez muestra el autor a la hora de perfilar a los personajes de modo que serán unas pocas pinceladas las que nos mostrarán a unos protagonistas que, tanto en el caso de principales como de secundarios,  se mueven por grandes pasiones: amor, odio, venganza, luchas de poder… Todas ellas motivaciones que difícilmente llegan al lector a través del trazado realizado y que solo conoceremos, no por los actos, sino por lo que directamente nos cuenta el narrador omnisciente del que os hablaba. Solo Cosimo, hijo mayor del fundador, y al que está dedicado esta primera entrega de la trilogía, se nos presenta más perfilado y cercano al lector dibujando el autor a un hombre amante del arte que se ve abocado a tomar decisiones que no siempre son de su gusto. A pesar de todo ello la lectura de Los Médici. Una dinastía al poder es amena y ágil gracias principalmente a una prosa clara y directa y a un perfecto equilibrio entre narración y diálogo que facilita la fluidez de lectura en una novela de riguroso corte histórico y en la que queda patente la que sin duda ha sido una ardua labor de documentación ya que el autor incluye en la trama no solo numerosos personajes reales, sino también gran cantidad de datos históricos y de conflictos políticos con los que en ocasiones me fue muy complicado situarme.

No recuerdo dónde leí o escuché que la novela histórica debe cumplir la regla de la triple E: entretener, enseñar y emocionar. Los Médici. Una dinastía al poder sin duda entretiene y enseña, pero a mí no me ha emocionado y eso es lo que he echado en falta en una lectura que a priori lo tenía todo para conquistarme. No quiero con ello decir que sea una mala lectura porque en absoluto es así y lo que a mí me emociona no tiene por qué emocionar al resto,  éste es un aspecto totalmente subjetivo y en este caso concreto creo deriva de su estructura por escenas con numerosos e importantes saltos temporales que para mi gusto le restan continuidad a la trama.

En definitiva, Los Médici. Una dinastía al poder es una novela bien escrita y de fácil lectura con la que Matteo Strukul nos da a conocer a una de las familias más relevantes del Renacimiento combinando con acierto el rigor histórico y la ficción y sumergiendo al lector en una trama de conspiraciones, intrigas y traiciones. Una buena alternativa para conocer a esta importante familia.

Ficha técnica

16 de agosto de 2017

Ella lo sabe - Lorena Franco


Julio fue un verano lleno de thrillers, son las lecturas que más me apetecen cuando el calor aprieta y estoy de vacaciones, esos días en los que el lugar donde más leo es la orilla del mar y esta novedad con la que Ediciones B nos obsequió el pasado mes de junio ha sido uno de los que me han acompañado entre chapuzón y chapuzón. Hoy os hablo de Ella lo sabe.

Sinopsis


«Vi irse a María con Víctor el jueves a las dos y media de la madrugada. Él volvió y ella, desde entonces, está desaparecida.»
La rutina de Andrea, una escritora de thrillers traumatizada por un horrible suceso del pasado y un matrimonio que está a punto de romperse, se ve interrumpida por la inesperada llegada de su cuñado. Víctor es un tipo silencioso y extraño del que no sabe nada.
Su manía de fisgonear a través de la ventana de la cocina la vida de sus vecinos, la llevará a descubrir que una madrugada estival cualquiera, en la calle de la urbanización en la que vive y donde nunca pasa nada, su vecina María se sube en el coche de su cuñado. Él vuelve pero María no.
«Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos.» Nicolás Maquiavelo.

Mi opinión


Andrea y Nico, su marido, se mudan a una zona residencial tras unos dramáticos sucesos que especialmente a ella la han marcado profundamente. Desde entonces, Andrea pasa sus días entre la neblina del alcohol y los tranquilizantes, asomada a la ventana de la cocina desde donde ve la vida pasar y desde donde inventa historias para sus vecinos. La llegada de su cuñado Víctor, a quien apenas conoce, para pasar unos días alterará su rutina y más aún cuando María, una de sus vecinas, desaparece tras marcharse una noche con él.

Ella lo sabe es un thriller doméstico, ese subgénero del negro tan en boga en el que el hogar, ese espacio en el que teóricamente debemos sentirnos seguros, se transforma en un infierno en el que Lorena Franco nos sumerge rápidamente creándonos un estado ansiedad en el que sentiremos el terror paralizante que se apodera de Andrea. La tensión aumenta en cada página en una lectura que atrapa al lector desde el inicio creando una imperiosa necesidad de leer acrecentada por la confusión de estar perdido en todo momento y no tener ni idea de qué está sucediendo. Pero mantener esta situación demasiado tiempo, sin ofrecer grandes sorpresas ni novedades de una forma más continuada, tuvo en mí el efecto contrario al buscado y solo hizo que naciera mi desinterés por una historia que comenzó a hacer aguas hacia la mitad de la lectura a pesar de ser la típica novela que contiene todos los ingredientes para convertirse en adictiva, pero que en mi caso pinchó por el abuso del desconcierto y la falta de soltura a la hora de manejar la tensión narrativa.

No han terminado de convencerme tampoco los personajes que me han resultado planos y llenos de clichés. La estructura de la novela se basa precisamente en ellos, cinco concretamente, que serán las cinco voces narrativas que presentarán al lector el entramado de secretos y mentiras que el lector debe resolver. En general me gustan las novelas con distintas voces narrativas que nos presentan unos mismos hechos desde diferentes puntos de vista, pero en el caso de Ella lo sabe, los personajes que apuntaban cierta verosimilitud en sus inicios, derivaron en meras voces narrativas imposibles de diferenciar entre sí que en lugar de crearme mil dudas, me hastiaron tanto como la historia en sí misma que me ha resultado desaprovechada porque no se le puede negar un buen inicio y planteamiento que pincha en su desarrollo y se desinfla en un desenlace que si bien cierra sin flecos toda la trama, resulta excesivamente dramático y rebuscado, lo que le resta probabilidad y credibilidad.

En general mi sensación es que a Ella lo sabe le sobran muchas páginas (y le falta una buena corrección gramatical) que solo se dedican a dar vueltas y vueltas sobre una historia inconsistente y a intentar sorprender de vez en cuando al lector con giros parcheados, de relleno y con un desmedido abuso de los tópicos del género. 

14 de agosto de 2017

Esta semana leo... #203

Este lunes os imagino a todos de vacaciones o, al menos, de puente y yo trabajando, aburridísima en la oficina y en casa esperándome la piscina y mi lectura actual: El mapa de las prendas que amé de Elvira Seminara.

Y vosotros ¿qué leéis?

11 de agosto de 2017

Resumen de julio


Por lo general cuando estoy de vacaciones leo bastante menos así que no deja de sorprenderme que este mes de julio se me haya dado tan bien con siete libros leídos.


Libros leídos

6.     La casa entre los cactus. Paul Pen.

En general he disfrutado con todas ellas, aunque también es cierto que en algunas, como las dos novelas de Dazieri, tenía tantas expectativas puestas que su lectura no ha logrado satisfacerlas del todo y no han pasado de ser unas novelas meramente entretenidas. Justo en el otro extremo tenemos La mala hierba, una de mis mejores lecturas de este año y La casa entre las cactus, un thriller psicológico que he disfrutado de principio a fin.

¡Vamos a por agosto!

9 de agosto de 2017

El ejecutor - Geir Tangen


Cuando me ofrecieron la lectura de esta novela no lo dudé. Me gusta el género negro y en esta ocasión, además, el libro venía precedido por su éxito en toda Europa y por su traducción a quince idiomas, todo un logro para el debut literario de Geir Tangen, el bloguero más popular de novela negra de Noruega. Y aunque últimamente huyo de trilogías, sagas y similares no pude resistirme. Hoy os hablo de El ejecutor.

Sinopsis


En Haugesund, una ventosa ciudad noruega a orillas del fiordo, un asesino en serie está dispuesto a escribir su obra maestra.

El periodista Viljar Ravn Gudmundsson ha perdido su ángel. En pocos años ha pasado de estrella mediática, tras destapar un sórdido escándalo político, a apestado en una redacción de provincias. Sus colegas desconfían de este hipocondriaco de origen islandés. Cuando recibe un extraño e-mail en el que se profetiza un crimen, casi reza para que se trate solo de una broma de mal gusto.

Al día siguiente encuentran a una mujer asesinada y Viljar se da cuenta de que su viejo instinto sigue intacto. Mientras los agentes le interrogan, el periodista recibe otro mensaje en el que se anuncia una nueva muerte. Así comienza la caza de un criminal astuto y cruel que parece ir siempre un paso por delante de la policía, dejando un rastro de sangre.

Lotte Skeisvoll, una investigadora excéntrica y obsesiva, necesita dar con la pista que por fin les dé ventaja en su carrera contra el reloj. Cuando se descubra que los crímenes imitan escenas de novelas negras famosas todo dará un vuelco. Pero la tensión aún será mayor cuando aparezcan pruebas que relacionan a Viljar con las víctimas. ¿Por qué el asesino lo ha elegido como socio?

Mi opinión


Viljar fue hace unos años un exitoso periodista, pero una turbia historia sobre un político y sus relaciones con menores supuso el inicio de su caída en desgracia y, aunque continúa  trabajando en el mismo periódico local, nada es igual en su vida. El día que recibe un correo electrónico anónimo anunciando un asesinato su vida dará de nuevo un vuelco y comenzará la caza de un asesino erigido en juez y verdugo que hace gala de una inusitada crueldad. Lotte Skeisvoll será la policía encargada de una investigación difícil y estresante en la que algunas pruebas relacionarán al periodista con las víctimas.

No cabe duda que el autor domina el género y en esta novela hace gala de ello no solo a través de los numerosos guiños a los grandes de la novela negra, sino especialmente haciendo uso de todo aquello que en otras novelas podrían considerarse un cliché, pero que Geir Tangen consigue encajar con naturalidad y acierto a lo largo de los distintos crímenes que se van sucediendo. Solo en la construcción de los personajes ha huido el autor de esos clichés y afortunadamente nos ofrece dos protagonistas que si bien tienen grandes problemas personales no viven atormentados por el abuso del alcohol u otras sustancias. Un periodista depresivo y una policía con un claro trastorno obsesivo compulsivo, dos personajes antagónicos que se complementan para soportar el peso de la narración.

Una narración que en la investigación de los asesinatos sigue una cronología lineal que en ocasiones  se ve rota para que el lector conozca unos hechos acontecidos unos años antes, cuando nuestro periodista protagonista aún estaba en la cresta de la ola. Tanto presente como pasado son narrados con una voz omnisciente aunque se intercalan breves capítulos en los que se cede la palabra al asesino del que no conoceremos su identidad hasta al final, o salvo que lo averigüemos antes como fue mi caso, pero del que nos haremos una clara idea de su personalidad y psicología gracias a esas páginas en primera persona en las que el asesino reflexiona sobre sus motivaciones y en las que se muestra obsesionado porque el mundo conozca lo que considera su gran composición.

Intriga y asesinatos crueles, combinados con pequeñas dosis de sentido del humor, son los ingredientes principales de una novela que a pesar de usar en ocasiones las casualidades para resolver y de tener un comienzo un poco más lento, a partir de aproximadamente la mitad comienza a arrancar y alcanza una lectura casi vertiginosa conforme se acerca un desenlace que si bien no me sorprendió, sí fue satisfactorio ya que ofrece unas motivaciones acordes con la psicología criminal que se nos ha ido anunciando y porque da respuesta a todas las preguntas planteadas de forma que el caso queda totalmente cerrado por lo que aunque, como os decía al principio, El ejecutor es la primera entrega de una trilogía que mantendrá a sus dos protagonistas y cuya segunda novela ya ha sido publicada en algunos países, puede leerse de forma totalmente independiente.  

En definitiva, El ejecutor es un homenaje a la novela negra, especialmente a la nórdica, de forma que en ella encontramos referencias a obras de cinco grandes autores del género cuyos títulos son el hilo conductor y por lo tanto parte fundamental en una trama bien hilada que se cierra sin dejar cabos sueltos. Una novela que nos ofrece una buena intriga y que cuenta con los ingredientes suficientes para depararnos unas horas de entretenimiento.

Ficha técnica



7 de agosto de 2017

Esta semana leo... #202

Lunes de un tórrido agosto, Madrid es un auténtico infierno y solo el aire acondicionado y los chapuzones en la piscina me salvan de este calor que me quita las ganas de casi todo, tanto que incluso estoy perezosa para leer y a pesar de ello dos son los libros que me acompañan esta semana: Los Médici de Mateo Strukul y La señora Stendhal de Rafel Nadal.

Y vosotros ¿qué leéis?