29 de abril de 2017

Ganador de No soy un monstruo de Carme Chaparro


Ayer mismo os hablaba de No soy un monstruo de Carme Chaparro y hoy ya tenemos a la flamante ganadora de un ejemplar y es...

a Rafflecopter giveaway

¡Felicidades, Marina! Envíame tus datos postales y número de teléfono a entremislibrosyo@gmail.com para que se los haga llegar a la editorial y el resto no olvidéis visitar los otros blogs organizadores por si habéis sido afortunados con ellos.


¡Gracias a todos por participar!

28 de abril de 2017

No soy un monstruo - Carme Chaparro


Para no ser lectora habitual ni de premios ni de libros escritos por personas conocidas de la televisión, últimamente estoy dejando de lado mis prejuicios y animándome con estas lecturas. En esta ocasión ha sido el Premio Primavera 2017 el que ha ocupado mis días lectores de Semana Santa en la orilla del mar. Hoy os hablo de No soy un monstruo.

Sinopsis


Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Porque lo que hace Carme Chaparro en No soy un monstruo, su primera novela, es llevar al límite a sus personajes y a sus lectores. Y ni ellos ni nosotros saldremos indemnes de esta prueba. Compruébenlo.

Mi opinión


Un centro comercial lleno de gente, le quitas la vista de encima a tu hijo solo un momento y ya está. El niño ha desaparecido. La peor pesadilla de cualquier padre hecha realidad. La inspectora Ana Arén será la encargada de la investigación de esta desaparición que recuerda demasiado a otra acontecida un par de años atrás y que conmocionó a la opinión pública. Un caso que Ana Arén no pudo resolver. La periodista Inés Grau cubrió entonces la noticia y de nuevo recibirá el encargo de la cadena de televisión para la que trabaja.

Con una narración cronológica lineal, con algún salto al pasado para completar la biografía de los protagonistas, la autora nos ofrece varios puntos de vista en torno a la investigación y todo lo que se desarrolla a su alrededor, de forma que el lector tendrá una visión global de todo lo que acontece. Cada capítulo viene encabezado por el nombre del personaje en el cual se centra la narración y se combinan dos voces narrativas que se alternan entre la primera persona, para los capítulos desde el punto de vista de Inés, y la tercera persona para el resto. En ambos casos la prosa de Carme Chaparro es sencilla y cuidada, con un buen equilibrio entre narración y diálogo y primando siempre el aspecto más visual de modo que en todo momento el lector se sentirá inmerso en los escenarios y partícipe de los hechos narrados.

Se intercalan con la trama principal otras subtramas a través de las cuales la autora toca temas como la pérdida, la culpabilidad, la maternidad, el mundo de la televisión, el qué se cuece detrás de una noticia y la parte más metaliteraria de la novela y es que una de sus protagonistas, Inés, además de ser periodista también es escritora. Todo ello enriquece la lectura, aunque en determinados casos tienen un  peso excesivo que no aporta nada a la trama principal, como es el caso de la historia familiar de la inspectora Ana Arén que si bien resulta importante conocer qué ocurrió con su padre ya que ello ayuda a trazar el perfil del personaje, no lo es remontarnos hasta el pasado de su bisabuela Paulina con una detallada y extensa información del todo innecesaria.

Me ha gustado leer No soy un monstruo y me ha tenido totalmente atrapada, es una de esas novelas que no puedes parar de leer, a pesar de que en el libro existen claros errores típicos de una primera novela, como lo es el apuntado en el párrafo anterior, y como lo son las repeticiones de información tanto de descripciones de escenarios ya conocidos por el lector puesto que han sido presentados con anterioridad, como de datos relativos al programa neuroQWERTY, fundamental en la resolución del caso, y que la autora nos explica en más de una ocasión. Muy interesante por cierto este programa que se encarga de estudiar la forma en la que tecleamos con el fin de desarrollar un algoritmo que ayude a la detección temprana de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y en el que puede participar cualquier persona.

Por otro lado, se aprecian ciertos valles en la tensión narrativa que directamente afectan al ritmo de la novela. La presentación de la trama es muy potente, pero excesivamente larga. Un niño desaparecido es un reclamo en sí mismo para el lector ávido de lecturas absorbentes, pero a la autora le cuesta entrar en el nudo de la narración. A pesar de ello, una vez nos encontramos en él se gana en agilidad y la lectura se torna trepidante con numerosos giros sorprendentes, pero nunca descabellados, y transmitiendo al lector la angustia de una carrera contrarreloj, en la que cada minuto cuenta a la hora de encontrar con vida al niño desaparecido. Con una creciente ansiedad Carme Chaparro nos conduce hasta un desenlace impecable que, si bien no me resultó del todo sorprendente, es un gran final tanto por la elección del culpable como por las motivaciones razonables que se dan.

Los personajes de No soy un monstruo son muy numerosos, aunque son Ana e Inés las que destacan tanto por su importancia en la trama como por el trazado que de ellas nos ofrece la autora presentándose ambas con sus luces y sus sombras, lo que dota a las protagonistas de realismo y naturalidad y las hace cercanas al lector. A través de ellas Carme Chaparro nos presenta las dos vertientes de un hecho delictivo como el acontecido que moviliza a la opinión pública, cómo se conjuga la investigación con la información y nos habla de cómo son las relaciones entre prensa y policía cuando se está investigando un caso. No se descuida tampoco el perfil de los secundarios que aunque lógicamente no se encuentran tan desarrollados como las protagonistas, sí lo están en la medida suficiente para que nos resulten creíbles. Subyace tras el perfil de todos ellos la idea del cómo somos cara a los demás y qué hay dentro de nosotros que pueda salir al exterior siempre que se den las circunstancias adecuadas para ello. Cuál es ese monstruo que quizá todos llevemos dentro y qué se necesita para que él tome el mando.

En definitiva, No soy un monstruo es una novela que invita continuamente al lector a caer en la trampa mortal de un capítulo más y lo dejo. Una de esas novelas que se te pegan a las manos y que no puedes soltar, con un ritmo que aumenta conforme avanzamos en la lectura.

Ficha técnica

26 de abril de 2017

La biblioteca de los libros rechazados - David Foenkinos


No puedo resistirme ni a las portadas llamativas ni a los títulos curiosos así que pasando por alto que La delicadeza de David Foenkinos lleva años durmiendo el sueño de los justos en mis estanterías, caí rendida nada más ver la novela de la que os hablo hoy, La biblioteca de los libros rechazados.


Sinopsis

En Crozon (Bretaña), un bibliotecario decide albergar todos los manuscritos que han sido rechazados por los editores. Estando de vacaciones en la localidad bretona, una joven editora y su marido escritor visitan la biblioteca de los libros rechazados y encuentran en ella una obra maestra: Las últimas horas de una historia de amor, novela escrita por un tal Henri Pick, fallecido dos años antes.

Pick regentaba, junto a su viuda Madeleine, una pizzería, y según ella nunca leyó un solo libro y mucho menos escribió nada que no fuera la lista de la compra. ¿Tenía el autor una vida secreta?

Rodeado de un gran misterio, el libro triunfa en las librerías, provoca efectos sorprendentes en el mundo editorial y cambia el destino de muchas personas, especialmente el de Jean-Michel Rouche, un periodista obstinado que duda de la versión oficial de los hechos. ¿Y si esta publicación no es más que un cuidado plan de marketing?


Mi opinión

En un pequeño pueblo de Bretaña Jean-Pierre Gourvec, el bibliotecario, decide almacenar aquellos manuscritos que han sido rechazados por las editoriales y que nunca llegarán al público. Cuando Delphine, una joven editora residente en París pero originaria de ese pueblo, decide pasar unos días allí junto a su pareja, escritor de escaso éxito, lo último que espera es encontrar en esa curiosa biblioteca una obra maestra: Las últimas horas de una historia de amor, una novela escrita por Henri Pick, fallecido unos años antes y que regentó la pizzería de la localidad junto a su mujer, según la cual su marido nunca leyó un solo libro y mucho menos escribió una línea. Rodeado de misterio el libro se publica y resulta ser el mayor éxito editorial de los últimos años cambiando la vida de muchas personas.

La biblioteca de los libros rechazados es una novela que rebosa amor por la literatura y las palabras a la par que realiza una velada crítica al mundo editorial y las claves del éxito literario. Aunando misterio con toques de humor y romanticismo David Foenkinos construye una historia sobre el poder de los libros mostrando cómo la publicación del manuscrito hallado cambia la vida de los personajes que se pasean por las páginas de la novela. Personajes trazados con acierto que se nos presentan en una búsqueda constante de sí mismos, de su lugar en el  mundo. Este es el caso especialmente de Jean-Michel Rouche, un crítico literario caído en desgracia que está convencido de que algo se esconde detrás de la autoría del libro y encuentra en esta investigación una forma de recuperar no solo el nombre que un día tuvo en el mundo de la crítica literaria, sino principalmente la ilusión.

La publicación de Las últimas horas de una historia de amor hace que la vida de muchas personas destinadas a no conocerse jamás se entrecruce y se establezcan relaciones y nazcan emociones y sentimientos entre ellos, o en su relación con la literatura, que jamás habrían imaginado y es aquí donde reside la magia de La biblioteca de los libros rechazados porque a los lectores nos interesan no solo los libros, sino las historias que hay tras ellos. Y para mostrarnos esas historias David Foenkinos echa mano de grandes dosis de ironía denunciando las estrategias de marketing y la creación de fenómenos literarios. Editores, agentes, críticos y por supuesto autores son objeto de análisis y crítica haciendo gala el autor de un sentido del humor no exento de cierto toque cruel.

En definitiva, La biblioteca de los libros rechazados es una novela original, ingeniosa y divertida que mezclando misterio y metaliteratura en perfecto maridaje nos habla del amor a la literatura y del poder de los libros para cambiar vidas.


25 de abril de 2017

Ganadores de Azul de medianoche


Ya tenemos a los ganadores del sorteo que gracias a Duomo Ediciones organicé para celebrar el pasado Día del Libro y los afortunados son...


a Rafflecopter giveaway


¡Felicidades a ambas! Enviadme vuestros datos postales a entremislibrosyo@gmail.com para que pueda hacérselos llegar a la editorial.

Muchísimas gracias a todos por participar.